fbpx

La Sonrisa de Freddie

Freddie Mercury- Queen

El pasado 24 de Noviembre se han cumplido 27 años de la muerte de este genio musical que marcó una época y que sin duda, recordaremos siempre todos los que tuvimos la suerte de vivir en esa generación. 

Como especialista en Ortodoncia, desde siempre me llamó mucho la atención, la sonrisa de Freddie, y desde que se estrenó la película no hago más que buscar en internet fotos y bibliografía que hablen de los problemas dentales de Mercury, y sobre todo, el porqué nunca se trató pudiendo haber mejorado notablemente.

Al parecer, era un tema que le acomplejaba enormemente, nunca sonreía sin taparse la boca con la mano y decidió dejarse bigote para evitar enseñar los dientes. 

Tenía problemas incluso para poder hablar, sin embargo él siempre creyó que sus dientes hacían una perfecta caja de resonancia y le beneficiaban al cantar… quién sabe… por eso nunca decidió arreglarlo.

 

Respecto a la posible maloclusión que tenía, muchos son los blogs que piensan que Freddie tenía dientes supernumerarios, yo sin tener una ortopantomografía en la mano, no me atrevería a hacer esa afirmación, ya que es la única prueba diagnóstica que nos lo confirmaría. A través de fotos y vídeos, es imposible saberlo.

Para estudiar su caso, me he fijado más en su perfil, y en su sonrisa… y la verdad que me atrevería a asegurar, que Freddie tenia una maloclusión de Clase II esquelética, con retrognatismo mandibular , esto es, una mandíbula (parte de abajo de la boca) poco desarrollada o con una posición atrasada respecto al maxilar superior (parte de arriba), todo esto acompañado de un tamaño de los dientes bastante superior a lo considerado “normal” y apiñamiento severo en la arcada inferior… Además tenía un gran resalte, es decir, que tenía mucho espacio entre los dientes de arriba y los dientes de abajo de la parte de delante. 

Su caso era claramente susceptible de ser tratado con cirugía ortognatica bimaxilar con  avance mandibular e impactación del maxilar superior.  Con esta intervención, no sólo hubiera mejorado estéticamente evitándole sufrir los complejos que al parecer esto le ocasionaba, también hubiera mejorado sus problemas al hablar, ya que su tratamiento hubiera ido acompañado de logopedia, como se hace hoy día, así como una importante mejora en la deglución evitándole problemas digestivos.

Y al corregir el apiñamiento severo, se podría haber evitado futuros problemas periodontales.

Como el tamaño de sus dientes no hubiera cambiado, no le habría afectado al cantar, según la teoría que él tenía… Pero eso ya no lo sabremos porque Freddie se fué… Y desde entonces muchos han sido los que han intentado ocupar su lugar sin conseguirlo, los genios son irremplazables… Nos quedaremos con el legado de su música, y como él dijo… el show debe continuar…